miércoles, 22 de octubre de 2014

Mano vacante





Mano vacante

La mano del pintor –su mano viva–
no puede ser ligera o minuciosa,
apresar, perseguir, ni puede ociosa,
dibujar sin razón, ni ser activa,
ni sabia, ni brutal, ni pensativa,
ni artesana, ni loca, ni ambiciosa,
ni puede ser sutil ni artificiosa;
la mano del pintor –la decisiva–
ha de ser una mano que se abstiene
–no muda, ni neutral, ni acobardada–,
una mano, vacante, de testigo,
intensa, temblorosa, que se aviene
a quedar extendida, entrecerrada:
una mano desnuda, de mendigo.

martes, 21 de octubre de 2014

He





HE
También a ti la vida te ha cogido entre sus fuertes brazos, y entre sus fuertes brazos
te ha estrujado.
También a ti la vida te ha seducido con sus grandes senos, y sobre sus grandes senos
te ha doblado tu cuello y ha hecho desflorarse tus labios.
También a ti la vida, ¡oh corazón!, como a cualquier otro, te ha puesto sobre su falda
y te ha reblandecido con sus besos y te ha dislocado en el torno de sus caderas.

lunes, 20 de octubre de 2014

EL CRÍTICO Y LA MARGARITA




EL CRÍTICO Y LA MARGARITA
Tú sí
tú no
tú sí
tú no
tú sí
tú no
tú sí
tú no
tú sí
tú no...
y en cuanto a ti
no sé
mejor será
que espere
a ver
qué dice
la competencia,
no vaya a ser
que a estas alturas
me coma
algún marrón.

domingo, 19 de octubre de 2014

Me nombro umbría






¿ Quién pone coto a tu humedad,
pasión,
qué inútil soledumbre, qué ansia fría
oficia su quebranto,
roba señales al pesar, desnuda,
obediente temblar, su frágil sueño ?


¡ Oh ya noviembre mío,
oh tan encinta de esperar, oh miedo,
de que el dolor incendie otra alta noche !


Isabel Abad.

sábado, 18 de octubre de 2014

DESAFIO A LA VEJEZ






DESAFIO A LA VEJEZ
Cuando yo llegue a vieja
-si es que llego-
y me mire al espejo
y me cuente las arrugas
como una delicada orografía
de distendida piel.
Cuando pueda contar las marcas
que han dejado las lágrimas
y las preocupaciones,
y ya mi cuerpo responda despacio
a mis deseos,
cuando vea mi vida envuelta
en venas azules,
en profundas ojeras,
y suelte blanca mi cabellera
para dormirme temprano
-como corresponde-
cuando vengan mis nietos
a sentarse sobre mis rodillas
enmohecidas por el paso de muchos inviernos,
sé que todavía mi corazón
estará -rebelde- tictaqueando
y las dudas y los anchos horizontes
también saludarán
mis mañanas.

viernes, 17 de octubre de 2014

A menudo me dice el fiel espejo


A menudo me dice el fiel espejo,
el ánimo cansado y tez mudada,
y la destreza y fuerza derrengada:
«No te escondas de ti, sábete viejo.

Acatar natural es buen consejo,
que combatirlo es vano y sólo enfada».
Yo, entonces, como fuego agua anonada,
un largo y grave sueño rompo y dejo,

y veo bien que vuela nuestra vida,
y no más de una vez arde su llama;
y dentro de mí suena voz sentida

de aquella cuya alma hoy se derrama,
y aquí fue por tan única tenida
que a todas, si no yerro, quitó fama.

jueves, 16 de octubre de 2014

VIDA MIA NO TE PIDO RASGOS...



Vida mía, no te pido rasgos
fijos, rostros plausibles o poseídos.
En tu girar inquieto el mismo
sabor tienen ya miel y ajenjo.
.

El corazón que desprecia todo movimiento
raramente es agitado por sobresaltos.
Así suena a veces en el silencio
del campo un disparo de fusil.