miércoles, 12 de noviembre de 2014

Hojas de otoño




     " Atardece en el mundo y en mi alma.
        Hostigado por la tristeza,
        dirijo mi automóvil fuera de la ciudad,
        buscando carreteras comarcales,
        flanqueadas por árboles con troncos pintados
        de blanco. El sol poniente
        se derrama en las hojas,
        bañándolas de oro.
        Todo es tan bello que el esplín,
        avergonzado, pide excusas.
        ¡ Lástima grande que el crepúsculo
        desaparezca en un instante !
        Tomo una curva y ya es de noche "


            Luis Alberto de Cuenca.

martes, 11 de noviembre de 2014

CONFORMIDAD




CONFORMIDAD
¡Cuánto, Señor, te debo por todos los momentos
en que pudiste hacerme sufrir y no lo hiciste!
Las horas del dolor suman tiempos tan lentos
que más que por la edad se enveceje por triste.

lunes, 10 de noviembre de 2014

ESCALOFRÍO





ESCALOFRÍO
                                                                               (A mi nieto)
Jazmín, ruiseñor y fuente.
La plaza de Santa Marta.
La Giralda desde el arco
chico del Patio Banderas.
Saber que no existe Dios
mas se hace el encontradizo.
Dar gracias por esa luna
narcisista por el río.
Sin soñar, ser sueño aparte.
Y joven contra natura:
que no importe haberlo sido.
Por La Palmera gritar:
"¡Viva el Betis manque pierda!"


domingo, 9 de noviembre de 2014

Piedras para María



Alabadas
las piedras
de María,
las que coloca como abeja a clara
en el panal de su sabiduría:
las piedras
de sus muros,
del libro que construye
letra por letra,
hoja por hoja
y piedra a piedra!
Hay que ver y leer esta hermosura
y amar sus manos
de cuya energía
sale, suavísima,
una
lección
de piedra.

sábado, 8 de noviembre de 2014

EL LOBITO BUENO





EL LOBITO BUENO
Érase una vez
un lobito bueno
al que maltrataban
todos los corderos.
Y había también
un príncipe malo,
una bruja hermosa
y un pirata honrado.
Todas estas cosas
había una vez.
Cuando yo soñaba
un mundo al revés.

Barcelona, 1928

viernes, 7 de noviembre de 2014

INVITACIÓN A LA MUERTE



INVITACIÓN A LA MUERTE
Ven, méteme mano
por la honda vena oscura de mi carne.
Dentro, se cuajará tu brazo
con mi sombra;
se hará piedra de noche,
seca raíz de sangre...

Coagulada la fuente de mi pecho,
para pedir ayuda
subirá a mi garganta.

¡Niégasela si es vida!
¡Clávame más tu brazo!...
¡Crúzamelo!
¡Atraviésame!

Aunque me cueste el árbol de mi cuerpo,
condúceme a ti, muerte.

jueves, 6 de noviembre de 2014

TODAVÍA






TODAVÍA
No lo creo todavía
estás llegando a mi lado
y la noche es un puñado
de estrellas y de alegría

palpo gusto escucho y veo
tu rostro tu paso largo
tus manos y sin embargo
todavía no lo creo

tu regreso tiene tanto
que ver contigo y conmigo
que por cábala lo digo
y por las dudas lo canto

nadie nunca te reemplaza
y las cosas más triviales
se vuelven fundamentales
porque estás llegando a casa

sin embargo todavía
dudo de esta buena suerte
porque el cielo de tenerte
me parece fantasía

pero venís y es seguro
y venís con tu mirada
y por eso tu llegada
hace mágico el futuro

y aunque no siempre he entendido
mis culpas y mis fracasos
en cambio sé que en tus brazos
el mundo tiene sentido

y si beso la osadía
y el misterio de tus labios
no habrá dudas ni resabios
te querré más
todavía.